close
Menu

Una micorriza para obtener patatas de calibre homogéneo y de mayor calidad

Agrícola Castellana y Symborg participan el 17 de enero en la Jornada de la Patata de El Carpio (Valladolid), donde van a presentar su experiencia de mejorar la calidad del tubérculo por medio de micorrizas.

Pedro Cernuda, de Agrícola Castellana, señala que el producto MycoUp pone en contacto la planta de la patata con el hongo responsable de la micorriza. Se aplica antes de que la patata cierre filas y permitirá obtener mayores rendimientos y una mayor calidad del tubérculo, con calibres más homogéneos. “El objetivo es que el agricultor obtenga la patata que demanda el operador y que se la pague adecuadamente, sin que gran parte de la producción acabe en el saco de los destríos”, apunta Cernuda.

MycoUp está patentado por Symborg y se presenta en forma de polvo y se puede aportar a la planta mediante fertirrigación, en el riego por aspersión o mediante pulverizadores. Es resistente a los abonados fosfóricos y se puede mezclar con la mayoría de los tratamientos fitosanitarios, lo que ahorra un pase a los agricultores.

Ahorrar el 50% del nitrógeno en cobertera

Durante la ponencia, tanto Cernuda como Francisco Javier Pagán, de Symborg, ofrecerán las claves de BlueN, a la que presentan como la solución para ahorrar en fertilización nitrogenada y cumplir las exigencias ambientales de la Unión Europea.

BlueN está compuesto por la bacteria Methylobacterium symbioticum, que proporciona nitrógeno a la planta de forma natural. Entra en la planta a través de las hojas en estados iniciales del desarrollo y coloniza rápidamente el cultivo.

Como señala el representante de Agrícola Castellana, la clave del producto reside en que la planta será capaz de aprovechar el nitrógeno presente en el aire como si se tratara de una leguminosa, con la diferencia de que ese nutriente no queda en el suelo, sino que es aprovechado por la misma planta.

En concreto, este producto permite ahorrar el 50% del nitrógeno de la cobertera en los cultivos de regadío.

BlueN necesita de una sola aplicación (una dosis por hectárea mezclada con caldo para la aplicación foliar) y es compatible con la mayoría de los herbicidas y fungicidas. Aumenta la sostenibilidad del cultivo al disminuir la aportación de nitratos en los suelos agrícolas, además de evitar la contaminación de los acuíferos causada por lixiviación de nitratos.